¿Cuánta agua hay que beber al día?

Podemos sobrevivir sin comer varios días, pero no sin beber agua. Es el principal nutriente de nuestro cuerpo y está presente en el 60% del cuerpo humano. Y es que sí, el agua también es considerada un alimento por los expertos nutricionales, pues aporta al organismo nutrientes esenciales como el sodio, el potasio o el magnesio.

¿Qué hace el agua en el cuerpo humano?

  • Transporta nutrientes y sustancias a través de la sangre.
  • Regula la temperatura corporal.
  • Ayuda a la digestión de los alimentos.
  • Limpia, oxigena e hidrata la piel.
  • Lubrica las articulaciones, el aparato digestivo, y los tejidos que están protegidos con mucosas.
  • Nos ayuda a respirar, orinar, sudar, y defecar.

 

Es más que importante el agua… ¿verdad? Y la siguiente pregunta que nos planteamos es: ¿Cuánta agua tengo que beber al día para satisfacer todas estas necesidades y que mi cuerpo no note falta de agua?

Seguro que alguna vez habrás escuchado la famosa frase de ‘hay que beber al menos dos litros de agua al día’, o ‘tienes que tomarte al menos 8 vasos de agua para regular tu organismo’. ¡¡Falsos mitos!!

La cantidad de agua diaria recomendada ingerir depende de muchos factores que en cada persona pueden variar. Entre ellos encontramos el estado de salud, el esfuerzo físico, la temperatura ambiental, y la alimentación. Y para responder a la pregunta clave de este artículo sobre cuánta agua beber al día… fácil y sencillo: según tu SED. Nuestro cuerpo es una máquina perfecta que nos manda alertas cada vez que necesita algo. Por eso haz caso a tu cuerpo, y bebe tantas veces como quieras, pero cuando te lo pida.

 

La sed es un magnífico indicador para saber cuánta agua beber al día.

 

Existen contadas excepciones, que obviamente hay que tener en cuenta, y siempre con la prescripción de los médicos. Hablamos de personas que deben aumentar su cantidad natural de ingestión de agua por motivos de salud. Por ejemplo, personas con problemas renales, infecciones de orina, diarreas, y también podemos incluir en este grupo a las personas mayores y a los bebés.

Y no te cierres solo al agua tal y como la conoces. Aunque es cierto que el mayor aporte al cabo de la jornada lo encontramos en el agua líquida tal y como la conocemos, también podemos captar agua para nuestro organismo a través de las frutas o las verduras. Un 20% del agua que consumimos los seres humanos proceden de los alimentos.

Ten siempre agua cerca de ti. ¡Y bebe! Es saludable y ayudas a mantener el biorritmo de tu cuerpo. ¡Son todo ventajas!

Compartir:

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

0

Sube

X